English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 18 de noviembre de 2013

CESTO DE LOS TESOROS

¿En qué consiste el juego del " Cesto de los Tesoros"?

Se trata de un cesto o cajón con objetos de diferentes materiales, pesos y texturas para que
los niños experimenten.
En este juego, los niños manipulan elementos de la naturaleza o de su entorno cotidiano. Estos objetos, por su variedad de formas, texturas, colores y olores estimulan los sentidos y las capacidades (motrices, cognitivas, comunicativas...) de los bebés, lo que facilita su desarrollo.
Esta actividad está indicada a partir de los seis meses (cuando son capaces de permanecer sentados) hasta el año, donde dará lugar al juego heurístico.

¿Cómo preparar el " Cesto de los Tesoros"?

  • Buscaremos una caja o cesta ya sea de cartón, de mimbre, de plástico...siempre y cuando no sea peligrosa para los niños .
  • En ella meteremos objetos de la vida cotidiana, nunca serán juguetes comerciales, pues lo que pretendemos es que exploren nuevos objetos, materiales, pesos, texturas...etc.
  • Esta actividad debe durar como mucho media hora y los adultos deben estar pendientes para evitar cualquier peligro.

¿Qué habilidades desarrollan los bebés jugando con objetos cotidianos?

  1. Ejercitan su autonomía y su capacidad de elegir y decidir, ya que nadie les dice lo que tienen que hacer.
  2. Los sentidos. Su vista, oído, tacto, olfato e incluso el gusto se van desarrollando mientras manipulan libremente esos objetos. Además, con este juego irán interiorizando conceptos de volumen, capacidad,equilibrio, cantidad, etc.
  3. Estimulan la coordinación corporal y las habilidades manipulativas; pinza inferior ( coger cosas pequeñas con el dedo índice y pulgar), la atención y la concentración.
  4. Favorecen la socialización, la interacción y la comunicación con otros bebés. Así como la creatividad, ya que cada niño hará lo que quiera con los objetos del cesto de los tesoros.
  5. Aunque es una actividad física interesante, este juego es sobre todo mental. El aprendizaje en este caso se basa en experimentar, explorar e investigar.

¿Cómo podemos organizarlo en casa?

El cesto de los tesoros es una actividad interesante para todos los niños, vayan o no a la guardería. Aunque es un juego muy común de las escuelas infantiles, podemos organizarlo en casa.


  • Para ello conviene seguir algunas normas:
  • Podemos organizarlo solo con nuestro hijo, pero lo ideal es reunir a dos o tres niños (vecinos, amigos o primos). La interacción y los intercambios comunicativos (risas, gritos, balbuceos) son uno de los puntos fuertes de este juego.
  • Antes de poner el cesto delante de los bebés debemos asegurarnos de que hemos retirado de la zona todo aquello que pueda distraer su atención: juguetes, teléfono, biberones, chupetes, etc.
  • Hay que seleccionar minuciosamente los materiales para evitar que el niño pueda hacerse daño. Y es imprescindible estar pendientes de cómo los manipula y cómo juega, sin perderle de vista ni un momento, pero sin intervenir ni dirigir su juego.
  • Cuando pierda interés y concentración, será el momento de recoger y poner fin a la actividad.
  • Debemos lavar muy a menudo los objetos del cesto de los tesoros. La higiene es fundamental dado que chupan y toquetean todo.
  • A la hora de recoger, conviene verbalizar conceptos que ayuden al bebé a desarrollar su capacidad de clasificación y orientación espacial: «Vamos a recoger los tapones de corcho; ahora las anillas y las pinzas, que están fuera del cesto...».
  • El niño necesita jugar a otras muchas cosas y el cesto de los tesoros es un juego más.

¿Qué objetos podemos usar?


  • Botes de plástico, morteros, almirez...
  • Cucharas, flaneras de metal, recipientes de plástico, sartenes, cacharrería de cocina...
  • Pelotas de esparto, poliespán, ovillos de lana, almohadas rellenas de diferentes materiales.
  • Estropajos, esponjas, trozos de fieltro, gomaeva, algodón, pinzas de la ropa...
  • Trozos de manguera, cadenas, frascos con diferentes aromas...
  • Piñas, piedras grandes, conchas grandes de la playa...
  • ¡¡¡¡Y todo lo que se os ocurra y que no sea peligroso!!!!


¿Lo habéis puesto en práctica alguna vez? ¿Cómo lo realizáis vosotr@s?

Sino es así espero que lo pongáis en práctica y nos contéis pronto vuestra experiencia.