English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 26 de septiembre de 2013

El sueño infantil

Al hablar de sueño infantil nos referimos al periodo de tiempo durante el cual descansan los niños, independientemente que este se produzca de día o de noche. 



El sueño infantil cumple al igual que en los adultos una función reguladora que ayuda a reparar el organismo, controlando la energía y temperatura corporal, restaurándolos de las actividades que han ido sucediendo durante el día.

El sueño del bebé está dividido en cuatro etapas que se van profundizando progresivamente. Debemos respetar en la medida de lo posible estos intervalos sin interrumpirlos para que poco a poco el niño los vaya interiorizando y convertirse así en una rutina.

Conciliar el sueño del bebé es una tarea difícil en algunos casos pero con algunos consejos haremos este momento más fácil.

  • Un entorno adecuado.   
Lo primero que debemos tener en cuenta es un ambiente tranquilo. Tendremos la cuna preparada y evitaremos entrar en la habitación.
  • Fija una rutina. 
Antes de ponerlo a dormir, cámbiale.  Guarda los juguetes, mételo en la cuna, cuéntale un cuento, dale un beso. . . para que siempre pueda asociar estos pasos con la hora de ir a dormir.

  • Establece un horario. 
Conforme vaya creciendo, iremos regulando las horas de sueño. De manera que duerma más por las noches que durante el día.

  • El silencio no es fundamental. 
Si duerme de día, sigue haciendo tu rutina habitual para que el bebé se acostumbre a dormir con un determinado nivel de ruido. Si no es así, el más mínimo ruido hará que se despierte.

  • Escoge el juguete para dormir.   
Si le cuesta dormir podemos darle un juguete. De esta manera creará un vinculo que ayudara a que se tranquilice. Es muy importante que este muñeco se guarde únicamente para este momento.

  • No le duermas siempre en tus brazos. 
No es aconsejable acunarlo siempre en los brazos para que se duerma, puede convertirse en una mala costumbre. 

  • Cada uno en su habitación.  
Aunque existen muchas opiniones sobre que los niños duerman en la cama de papá y mamá, no es recomendable que como normal general lo hagan, pues acabaran acostumbrándose y después será muy difícil devolverlos a su cuna.

  • ¿Cuando acostamos al bebé?  
Deja que pase al menos media hora después de la comida, evitarás gases, vómitos o cólicos durante el sueño.

  • Paciencia y tranquilidad. 
Al principio es  bastante complicado dormir a los bebés, pero es cierto que a partir de los seis meses los bebés ya empiezan a dormir más de noche que de día. A partir del año, la mayoría de bebés duermen 8 o 9 horas seguidas.

  • ¿Y si llora?
Aunque nos duela, no debemos acudir rápidamente para verle, ni siquiera debemos  sacarlo de la cuna. Comprueba que todo va bien pero deja que entienda que no conseguirá nada, de lo contrario utilizara el llanto como llamada de atención.



Etapas del sueño


El sueño del bebé esta dividido en cuatro etapas que se van interiorizando de manera progresiva. Cada una dura aproximadamente 90 minutos y siempre siguen un mismo orden. Así distinguimos:

ADORMECIMIENTO: es un estado de somnolencia que dura unos diez minutos. Es la transición entre la vigilia y el sueño. Se pueden dar alucinaciones tanto en la entrada como en la salida de esta fase.

SUEÑO LIGERO:  disminuyen tanto el ritmo cardíaco como el respiratorio. De este modo, sufrimos variaciones en el tráfico cerebral, períodos de calma y súbita actividad, lo cual hace más difícil despertarse. En algunos casos, se llega a un proceso en el cual nuestras pulsaciones son tan extremadamente bajas y el sueño es tan profundo que el cerebro presenta dificultades para crear contacto con el cuerpo.  De esta manera el cerebro manda un impulso para corroborar que dicha conexión entre el cerebro y el cuerpo esté en normal funcionamiento. Éste impulso produce una reacción generalmente violenta que hace que el cuerpo actúe en base a dicha sensación, normalmente con un violento movimiento rápido del cuerpo. Aquello último es popularmente conocido como "Soñar que caemos". .

SUEÑO PROFUNDO: es la fase de transición hacia el sueño profundo. Pasamos unos 2 - 3 minutos aproximadamente en esta fase.


SUEÑO DELTA: cuesta mucho despertarse cuando nos encontramos en esta fase. Dura alrededor de 20 minutos. Se considera que ésta es la fase que determina una buena o mala calidad del sueño en términos de 
su eficiencia. Si ha sido reparador o no.

SUEÑO REM: la característica principal de esta fase es que el cerebro está muy activoÉsta es la fase donde soñamos y captamos gran cantidad de información de nuestro entorno debido a la alta actividad cerebral que tenemos.

Os dejo aquí un vídeo muy curioso que me encontré por Youtube conocido como el método Oompa Loompa. ¡¡Mirar el resultado!!





Espero que os haya gustado esta entrada y os resulte útil. Como siempre os pido que lo compartáis en vuestras redes sociales y así podamos hacer una familia mayor. Pincha en los botones de abajo y sobre todo ¡¡ no olvides comentar!!