English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 10 de abril de 2013

Mi sesión de músicoterapia

Después de informarme acerca de las ventajas de la musicoterapia y de como poder realizarla, me he puesto manos a la obra y el resultado ha sido muy positivo. Aquí os la dejo:


OBJETIVOS GENERALES:


Los objetivos que me marque principalmente fueron:

* Fortalecer y estimular en los niños el desarrollo de su autoestima y así enriquecer su vida afectiva.

*Facilitar la expresión de emociones en los niños en un ambiente acogedor y estimulante.

* Disfrutar y conocer nuestro propio cuerpo y las posibilidades que nos ofrece.

* Mejorar la afectividad, la conducta, la perceptivo-motricidad, la personalidad y la comunicación.

* Mejorar las funciones psicofisiológicas tales como el ritmo respiratorio y cardíaco, y el restablecimiento de los ritmos biológicos a través de la música.

* Favorecer el desarrollo psicomotor: coordinación motriz y óculo motor, regulación motora, equilibrio, marcha, lateralidad, tonicidad.

* Integrar socialmente a la persona y hacerla sentir parte de un grupo.


ACTIVIDADES:

Para motivar a los niños en esta sesión buscamos una canción rítmica que cree curiosidad e intriga en ellos, con la intención de que participen de manera activa posteriormente. En este caso escogí:




Una vez, que ya nos hemos adentrado en la sesión, nos sentamos haciendo un circulo. A continuación nos iremos pasando una pelota de unos a otros, a su elección. Cuando les toque la pelota, deben cogerla y decir su nombre. También pueden decir algo más, como por ejemplo como se encuentran, quien se la ha pasado...etc.

Otra actividad de iniciación, fue crear canciones inventadas, con frases o palabras que ellos dijeron, creando así nuestra canción.

Algunos ejemplos que surgieron:




- Los piratas rosas que comen galletas. (Paula)

- Y tienen sombrero y un garfio. (Sergio)


- Buscan un tesoro en la selva. (Diego)


- Y también bailan. (Hugo)  
                                                                    
A continuación empezaremos a movernos según la música que suene. Para ello, selecciono canciones tranquilas, con ritmos suaves, más definidos, con letra, actuales...   Resultaba curioso ver como bailaban según el tipo de música...

¡Las más actuales las bailaban muy bien!   


Algunas canciones que use fueron:

- La Primavera de Vivaldi.- Pequeña Serenata Nocturna de MozartEn un mercado persa de Ketelbey- Ritmos FlamencosRock Around the Clock de Bill Haley- Ai se eu te pego (Versión de Alvin y las ardillas)
- Gangmam style  (Versión Alvin y las ardillas)

Aprovechando, las mismas canciones, intentamos reconocer los instrumentos e imitamos como se tocan. 

Para otras actividades más participativas, jugamos al conocido juego de las sillas. Antes de empezar hacemos una promesa. ¡¡No podemos enfadarnos!! Y recalcamos que lo importante es participar. 
Como ya sabéis cada ronda se quitará una silla, y así hasta que sólo quede una. En este caso, dejamos a cinco ganadores. 

En esta actividad usamos las canciones de Miliki:

- En el auto de papá.
- Don Pepito y Don José.
La Gallina Turuleca.

Por ultimo y la parte que más les gusto, fue el contacto con los instrumentos. Aunque es cierto, que ya los habíamos usado en otras ocasiones, ésta era la primera vez que lo haríamos con un objetivo definido. 

Lo primero que hicimos, fue marcar ritmos con nuestro cuerpo, para conocer las posibilidades musicales que nos puede ofrecer nuestro propio cuerpo. Así hicimos;

- Palmas.
- Pies.
- Chasquidos.
- Golpes en las rodillas.

Y luego hicimos series:

- Palmas, rodillas, rodillas.
- Pies, chasquido, pies
Y todo lo que se nos ocurra en el momento. 

Ahora si llegó el momento de repartir los instrumentos. Cada uno escogió su instrumento y uno por uno fue explicando como se llamaba y como se tocaba. 

A continuación iban tocando según les indicara. Por ejemplo: solo las panderetas, solo las flautas...etc
Luego hicimos alguna series acompañando por las Cuatro Estaciones de Vivaldi, marcando el ritmo según exigía la canción.

También les deje que tocaran a su manera, improvisando y dando suelta a su imaginación.
Para terminar llevamos a cabo, la vuelta a la calma, que es tan importante como cualquier otra 
actividad. 
                                                                                                                                          
Para ello, nos ayudaremos de objetos como plumas, pompas de jabón...Necesitamos un ambiente tranquilo, con una luz suave y con una música que nos acompañe. 

Pediremos a los niños que se tumben boca arriba, y cierren los ojos.





Y a continuación haremos pompitas de jabón y les diremos que las sigan con la mirada...al principio es un poco complicado, pues quieren cogerlas...pero después de algunas repeticiones entienden el ejercicio.

                                                                             

También podemos ir pasando una pluma por el cuerpo de los niños, despacito para que se relajen.
Para este momento, escogí una canción que me encanta y provoca mucha dulzura a pesar de su letra; Que canten los niños de José Luis Perales.

Os invito a que la llevéis a cabo, a mi me costó mucho pensar como hacerlo...pero mereció la pena, y no descarto repetir y recordar...